Página principal

BINVENIDOS AL MUNDO DE LA TROMPETA * BIENVENIDOS AL MUNDO DE LA TROMPETA * BIENVENIDOS AL MUNDO DE LA TROMPETA * BIENVENIDOS AL MUNDO DE LA TROMPETA * BIENVENIDOS AL MUNDO DE LA TROMPETA

 

 

 

INTRODUCCION

LAS TROMPETAS EN LA ANTIGEDAD

LA TROMPETA NATURAL

LAS TROMPETAS EUROPEAS

EL APRENDIZAJE DE LA TROMPETA

CONTACTOS

 

INTRODUCCION

Los orígenes de la trompeta, como los de otros instrumentos de viento, se remontan a épocas milenarias. Todas las grandes civilizaciones de la antigüedad hicieron corriente uso de ella; si entre los hebreos y los egipcios se consideraba sagrada, entre los griegos y romanos tenía mas bien una función militar. La encontramos en las Sagradas Escrituras, en las que su timbre brillante provoca la caída de Jericó, y en el Apocalipsis es también el toque de trompeta el anunciador del Juicio Final. En la Edad Media y el Renacimiento, la trompeta no puede faltar en las ceremonias oficiales, pero no se integrará en la orquesta hasta 1607, en el Orfeo de Monteverdi.

Su forma es recta en un principio y no se incurva hasta el siglo XV, adoptando así gradualmente la forma que presenta hoy en día. Hacia 1770 se le añaden "tubos de recambio" que permiten a los instrumentistas tocar en casi todos los tonos. Hacia 1815 se adoptan los pistones, perfeccionamiento que aún se mejorará un siglo después, gracias a los trabajos de Merry Franquin, profesor del Conservatorio de París, que han permitido a los ejecutantes modificar a voluntad la altura de los sonidos del instrumento.

En nuestros días se utiliza mucho la trompeta en do, pero existen numerosos modelos, desde el trompetín en re, que tanto empleó Bach y más cerca de nosotros Stravinsky en La Consagración de la Primavera, y que exige al ejecutante un gran esfuerzo físico; la trompeta en si bemol, muy extendida; la trompeta contralto en mi bemol o en fa, la que usó Debussy en Pelléas; la trompeta baja, a la que Wagner recurrió en la Tetralogía. Citemos también la trompeta de Aida, creada especialmente por Adolphe Sax para las representaciones de la ópera de Verdi en París, en 1871, y la trompeta de jazz en si bemol, más estrecha pero de sonido más claro, que ilustraron L. Armstrong, D. Gillespie, M. Davis.

Después de Lully, Charpentier, Vivaldi, Bach, Haendel, Haydn, Hummel, Berlioz y Saint-Saëns, ya en el siglo XX, compositores tan diversos como Shostakovich, Janacek, Jolivet, Messiaen, Landowski, Elliot Carter han contribuído ampliamente a enriquecer el repertorio de este instrumento  en el que Charles Koechlin veía una de las luces de la orquesta.

 

LAS TROMPETAS EN LA ANTIGEDAD

Las trompetas metlicas eran ya conocidas en la ms lejana Antigedad, siendo la mayor parte de ellas de bronce, fabricadas por el mtodo de cera perdida. Todas ellas tuvieron un uso militar o religioso, y excepcionalmente de carcter civil: eran instrumentos para transmitir seales, especialmente para comunicar informaciones. Los sonidos producidos llegaban a inspirar terror y su timbre, segn lo evocan autores de la Antigedad, parece haber sido especialmente desagradable.

Los egipcios, que atribuan la invencin de su trompeta al dios Osiris, la utilizaron como accesorio militar y cultural. Se descubrieron dos trompetas en la tumba del faran Tutankhamon, que vivi hacia el 1350 a. de C.: miden respectivamente 50,5 cm y 58 cm de largo, presentando un ancho pabelln, pero sin una embocadura propiamente dicha; la primera es de bronce, la segunda de plata, lo cual constituy sin duda una excepcin; en el Museo del Louvre, en Pars figura una tercera trompeta egipcia. Entre los hebreos lo que domin fue el carcter sagrado de ste instrumento: la chatztzrh, que exclusivamente tocaban los sacerdotes anunciaba las asambleas y acompaaba las consagraciones y los sacrificios; tuvo sin embargo un uso militar ya fuera para dar la alarma o bien para levantar los campamentos. La trompeta hebrea era corta -unos 45cm de largo- con un tubo cnico de plata batida que, segn un comentarista de traducciones bblicas, produca "un sonido homogneo e ininterrumpido", o bien en dos de dos trompetas, es decir "articulando distintamente varias notas diferentes"; sin duda era as como sonaban en las batallas.

El salpinx  de los griegos, cuya invencin se atribua a Atenea, fue uno de los instrumentos especficamente militares aunque tambin acompaaba ciertas ceremonias religiosas -procesiones y sacrificios- y se tocaba con ocasin de los pregones; el arte de tocar la trompeta figur tambin entre las disciplinas olmpicas. Era ms largo que la trompeta hebrea -aproximadamente un metro- hecho de hierro, de bronce, a veces de plata, de tubo estrecho y embocadura de cuerno o de hueso; antes del pabelln, que era esfrico y de dimensiones modestas, solan colocarse anillas decorativas o corredizas.

Los romanos conocieron dos tipos de trompetas copiadas de los etruscos: la tuba era ms corta que el salpinx griego (un ejemplar conservado en el museo etrusco de Roma mide 1,17 mts. de largo) y conservaba la forma recta; el tubo cnico era de bronce, con una embocadura mvil y un pabelln ligeramente ensanchado; la tuba era utilizada en la infantera, pero tambin ocup su lugar en la palestra con ocasin de los combates de gladiadores junto con la trompa y el rgano hidrulico, utilizndose ocasionalmente en determinados sacrificios religiosos. El lituus, por el contrario, fue un instrumento de uso exclusivamente militar que se emple en la caballera: era una larga trompeta cilndrica, de dimensiones variables (de 75 cm aproximadamente a 1,40 mts de largo) que tena el extremo opuesto al de la embocadura doblado en forma de J, abierto sobre un pabelln a veces recortado. Como en el caso de la tuba, el tubo del lutuus era de bronce; el timbre de estos instrumentos deba resultar sin duda poco agradable: los autores romanos califican el timbre de la tuba de "ronco" y "aterrador". El del lituus era ms agudo y sin duda bastante mas estridente.

Los celtas disponan de una trompeta militar llamada karnyx que seguramente influy en la forma del lituus romano. El tubo de la karnyx, enteramente de bronce, se dobla en ngulo recto y acababa en un pabelln en forma de cabeza de dragn; este tipo de trompeta fue reproducido en el 113 d. de C. en el arco de Adriano, en Roma. Los pueblos nrdicos -Escandinavia, norte de Alemania, Irlanda- han utilizado una gran trompeta llamada lure o luur de la cual nos han llegado ejemplos perfectamente conservados a travs de las escavaciones arqueolgicas llevadas a cabo sobre todo en Dinamarca; la lure, de excelente construccin, meda entre 1,50 y 2,50 mts por trmino medio, era ligeramente cnica y presentaba la forma de S; el tubo se compona de dos partes curvas de diferente longitud, la segunda de las cuales estaba situada en un plano distinto a la primera. Por lo general los ejemplares que se han descubierto aparecen unidos de dos en dos, de idntico tamao y simtricos, lo cual hace suponer que se tocaban por parejas afinadas al unsono, o bien simultneamente, o en alternancia; se colgaban en la bandolera y los dos msicos, uno junto a otro, deban sujetar cada instrumento en vertical por encima de su cabeza, se han hecho intentos con los ejemplares mejor conservados en los cuales se han conseguido los doce primeros armnicos y una escala cromtica de una sptima a partir del sonido fundamental. Pero es poco probable que los antiguos aprovecharon esta extensin sonora.

 

LA TROMPETA NATURAL

La llamada trompeta "natural" fue el instrumento para el que escribieron Monteverdi, Lully, Purcell, Bach o Haendel: se trata de una trompeta "sencilla", vaciada en metal y de forma moderna (seccin cilndrica hasta el pabelln que se ensancha progresivamente), pero que no poda emitir -por la presin del aire- ms que los armnicos naturales del sonido fundamental el cual vena determinado por la longitud del tubo (longitud terica=2,34 m). La trompeta natural estaba en do, ms corrientemente en re (a veces en fa en la Alemania del siglo XVIII). Su sonoridad clara y penetrante, brillantsima, perfectamente adaptada a las interpretaciones al aire libre, hizo que se pasaran por alto sus limitaciones por lo que hay muchos pasajes que, an tocados en modelos de vlvulas, siguen pareciendo de una dificultad increble. Las trompetas naturales que se tocaban en conjunto -en "fanfarrias"- eran idnticas, es decir, todas ellas estaban en la misma tonalidad: el msico que tocaba la parte superior utilizaba una embocadura ms pequea para facilitar la produccin de notas sobreagudas. La actual trompeta de caballera es una trompeta natural.

 

El Clarino

La palabra "clarino" estuvo en uso durante los siglos XVII y XVIII tanto en Italia como en Alemania: en un principio serva para designar una trompeta natural de pequeas dimensiones adaptada al registro agudo y despus, poco a poco, acab por aplicarse a cualquier parte escrita en este registro para trompeta de orquesta. Incluso en obras de Bach y Haendel, las partes correspondientes al clarino se interpretaban con una pequea trompeta en re, aunque el instrumento figura por primera vez de una manera explcita en la partitura del Orfeo de Monteverdi (1607). En el siglo XX, las partes de clarino se tocan con pequeas trompetas de vlvulas (trompeta pccolo en si bemol-la, de cuatro vlvulas); sin embargo, desde los aos 60 vuelve a utilizarse nuevamente una trompeta natural en re a la que tambin se ha bautizado con el nombre de "clarino", muy apreciada en interpretaciones de msica barroca.

 

LAS TROMPETAS EUROPEAS

La trompeta que se ha utilizado en Europa desde la Alta Edad Media es la que se conoce normalmente con el nombre de bocina; la etimologa del nombre sigue siendo objeto de controversia: algunos la relacionan con el trmino latino "bucina" (pero la bucina romana era una especie de trompa); otros relacionan el trmino con "buse" que en francs antiguo significa tubo. En el siglo XI, un verso de la Chanson de Roland nos aclara que trompa y bocina eran dos instrumentos diferentes, aunque ambos tenan un uso militar; en el siglo XII, Chrtien de Troyes explica que la bocina apareca en los torneos de caballera y en las grandes fiestas al aire libre: al mismo tiempo se utilizaban trminos como "araine" ( instrumento de metal), "trompa" (instrumento de registro grave), y "grele"  (instrumento que evolucion en el registro agudo); el uso del trmino se mantuvo sin embargo hasta el siglo XIII en Francia y hasta principios del XVI en Alemania. Pero parece que cuando el mundo occidental descubri realmente la trompeta fue despus de las Cruzadas gracias a las bocinas de los Sarracenos que subsisten en la actualidad en todo el Oriente y que gozan de un especial prestigio a finales de la Edad Media.

Hay dos tipos que parecen ser los que han prevalecido, uno de tubo largo rectilneo, y otro de seccin estrecha: el primero se iba ensanchando progresivamente en un pabelln en forma de embudo, y el segundo se abra bruscamente en un pabelln en forma de plato; este ltimo perdura en las grandes trompetas orientales en tanto, que el primero acab por convertirse -debido a que su tubo se pleg sobre s mismo- en la trompeta utilizada en Europa hasta mediados del siglo XVII. La trompeta, que durante mucho tiempo haba sido recta, se curv en forma de S en el siglo XV; parece que el enrollamiento completo no se efectu hasta finales del siglo XVI momento en que el instrumento adopt un aspecto similar al actual. En los siglos XVII y XVIII se construyeron instrumentos de diferentes modelos y tonalidades que los compositores ms importantes introdujeron en sus obras instrumentales o dramticas. Pero hacia 1770, los constructores se interesaron especialmente en los problemas que planteaba la  realizacin de un instrumento con mayores posibilidades que la trompeta "natural"; le adaptaron unos "tonos de recambio" destinados a modificar la longitud del tubo y, en consecuencia, la tonalidad. La trompeta de vlvulas apareci hacia 1815 aunque no adquiri su forma definitiva hasta 1830, en Alemania: como en el caso de la trompa, la invencin del sistema de vlvulas se debi a Blhmel y Stlzel; sin embargo, dicho sistema solo logr imponerse con dificultades y hasta finales del siglo XIX la trompeta de vlvulas no ocup un lugar en la orquesta. Tuvo que imponerse frente a la corneta de pistones, ms fcil de tocar pero que qued relegado a usos muy limitados.

La trompeta moderna est formada por un tubo de cobre de longitud variable (segn la lleva tambin una vara para la afinacin y se va ensanchando progresivamente en un pabelln menos grande, por ejemplo, que el de la trompa; en el otro extremo del tubo aparece una embocadura curvilnea. Las principales variedades de este tipo de trompeta son las siguientes:

Las trompetas corrientes en do y en si bemol, cuyo tubo apenas supera un metro de largo; lleva tres vlvulas y su extensin -cromtica gracias al mecanismo de vlvulas- es de dos octavas y una sexta mayor; la trompeta en si bemol suena un tono ms grave que la trompeta en do; se toca normalmente en las bandas, en las orquestas de jazz y en las orquestas sinfnicas (excepto en Francia y Espaa donde se ha impuesto la trompeta en do).

 

La trompeta en re o en si bemol (rara veces en fa) se cre a finales del siglo pasado para interpretar las obras barrocas (por ejemplo, los conciertos de Bach y Haendel). Pero, para usos de este tipo se tiende a utilizar la trompeta pccolo en si bemol-la agudo, con tres o cuatro vlvulas (la cuarta vlvula desempea la funcin de "transpositora"), que alcanza con mayor facilidad el registro sobreagudo.

 

La trompeta baja en do o en si bemol, de tubo ms largo, utilizada por Wagner y que se usa muy raras veces; suena una octava grave respecto de lo escrito (fundamental: do1 o si bemol 1).

 

Todos estos tipos son transpositores, excepto los modelos en do. La tcnica es bastante similar a la de la trompa, y con ella se consigue sobre todo modificar el sonido y obtener efectos caractersticos utilizando diferentes sordinas: por ejemplo, la "wa-wa", tomada del jazz, se presta a efectos cmicos o caricaturescos. Al igual que la flauta, la trompeta dispone de una articulacin de golpe de lengua cuando el destacado simple no permite una repeticin rpida de notas; a esto hay que aadir el "flatterzunge", movimiento rpido de la lengua efectuado normalmente al mismo tiempo que se emiten sonidos roncos. La trompeta, ms que aire exige unos labios muy resistentes ya que la boquilla se apoya sobre todo en el labio superior; de cualquier manera, es uno de los instrumentos ms difciles de tocar. Goza, sin embargo, de un prestigioso repertorio muy apreciado: la primera msica escrita para trompeta que ha llegado hasta nosotros es el Orfeo de Monteverdi (un clarn y tres trompetas con sordina); en el teatro, donde aparece en "fanfarrias", participa ms frecuentemente (Alceste de Lully, o Diocletian de Purcell, pera en la que hay un pasaje en que la voz dialoga con la trompeta); a pesar de ello a finales del siglo XVIII fue empleada tambin en algunas obras religiosas (por ejemplo, los oratorios de Haendel) o concertantes (Bach, Mozart...).

Hasta finales del siglo XIX la trompeta de vlvulas no encuentra su puesto definitivo en la orquesta: Berlioz segua utilizando la trompeta natural, y hasta 1920 se usar una trompeta de vlvulas en fa que hoy da ya no se utiliza. En la actualidad el xito lo detenta la trompeta en si bemol aunque el timbre peculiar de la trompeta moderna en re haya tentado a compositores como Honegger o Messiaen, y a pesar de que despus de Wagner, Stravinsky haya prestado atencin a la trompeta -el ms agudo de los instrumentos de metal-, sus colores agresivos o tornasolados, a veces msticos, le aseguran un lugar de excepcin en la msica sinfnica y de cmara contempornea. Para terminar, no podramos dejar de mencionar la decisiva aportacin a la literatura para trompeta de msicos de jazz como Louis Amstrong, King Oliver, Dizzie Gillespie o Miles Davis.                   

 

EL APRENDIZAJE DE LA TROMPETA

La msica, este es el fin supremo del instrumentista, pero el camino que nos presenta ofrece una serie de dificultades relacionadas con las caractersticas fsicas del instrumento que debern ser superadas.

Slo un trabajo sistemtico permitir al msico aproximarse al fin deseado. Sin embargo, alcanzar la cumbre no est al alcance de todos y el buen resultado alcanzado un da no nos asegura poder lograrlo siempre. Estas cumbres del arte, en efecto no son un Olimpo donde vivirn siempre los dioses, son mas bien una suerte de ideal esttico, inmaterial, que una nada puede hacer retroceder, alejar e inclusive escapar y desaparecer completamente cuando el trabajo decrece, tambin, como aquellos que un da se vuelven ricos, no desandan todo el camino para atravesar de nuevo todos los obstculos a fin de respirar todava y todava el aire de esas cumbres de acceso tan difcil. El camino a este ideal exige al instrumentista empearse en un trabajo titnico y minucioso, indispensable para el incesante perfeccionamiento de su maestra.

En el caso de los trompetistas, la mayor parte de este trabajo est consagrado a la restauracin de su embocadura dbil y caprichosa que le plantea un problema y un cuidado cotidiano. Da tras da cada instrumentista se plantea las mismas preguntas: 퓈or dnde voy a comenzar? 풻mo organizar mi trabajo hoy? 퓉u ejercicios hacer? 퓉u mtodo tomar? 퓉u mejora aportar tal o cual ejercicio a mi tcnica? 퓉u resultados obtendr de este trabajo que har?. No encontramos una respuesta efectiva a estas preguntas ni en la literatura metodolgica, ni en los manuales pedaggicos, ni colecciones de ejercicios, estudios, etc. La razn de esto puede ser que el proceso de desarrollo de la tcnica instrumental es un fenmeno profundamente personal ligado a la sicologa, y a la sicologa de cada individuo, a sus aptitudes innatas de instrumentista, a sus condiciones fsicas de trompetista que la naturaleza le ha brindado.

No podemos considerar los ejercicios que constituyen el trabajo cotidiano, personal del trompetista como algo standard aplicable en cualquier momento y en cualquier ejecutante, este sistema debe ser un proceso creador destinado a desarrollar la capacidad de cada individuo. Las capacidades en la ejecucin del instrumento varan de un ejecutante a otro. En consecuencia es evidente que un mismo ejercicio no dar los mismos resultados a dos trompetistas con cualidades fsicas diferentes: digamos por ejemplo que un trompetista tiene labios dbiles, pero con una buena flexibilidad tcnica mientras que otro posee labios fuertes dotados de una gran resistencia, pero con una flexibilidad muy mediocre. Entonces encontramos a uno con los labios fatigados y al otro con los labios reposados. Uno y otro no pueden trabajar la trompeta en forma anloga.

En los msicos que ejecutan instrumentos de viento de metal, la tcnica depende de la coordinacin de los msculos de los labios, la lengua, aparato respiratorio y dedos. Tocar un instrumento de viento de metal requiere gran esfuerzo y cierta tensin, especialmente cuando se tocan fortes o notas agudas. Para alcanzar las notas agudas, as como para obtener un buen tono, hace falta saber controlar los labios. Es bastante normal intentar alcanzar un sonido armnico en particular y errar o "romper" una nota. La prctica constante ayuda a fortalecer los msculos labiales. Los msicos de vientos de metal tambin deben hacer con regularidad ejercicios de respiracin, que ayudan a desarrollar el diafragma.

Enseanza de base, 퓎na lotera?

Primeras Lecciones:

Los primeros intentos de los principiantes pueden hacer que su futuro aprendizaje instrumental sea un calvario o una aventura exaltadora.

A pesar de los progresos evidentes de la pedagoga musical y de la tcnica espectacular que alcanzan hoy en da numeroso instrumentistas de metal, las primeras lecciones de iniciacin en el contacto de la boquilla y del instrumento, independientemente del talento potencial de los candidatos, constituyen una etapa clave en la enseanza instrumental. Pero todava se deja demasiado a menudo este perodo de la vida tan delicado en manos de msicos hombres o mujeres inexperimentados, cuando se sabe hoy en da que precisamente en esa fase tendran que intervenir profesores muy bien formados. Sigue habiendo todava demasiados estragos, a veces irreversibles a ese nivel.

Primer contacto y ejercicios preliminares

Lo esencial es crear un clima apacible, de  confianza, para que el (la) principiante se sienta a gusto intentando hacer, sin crispacin, los pequeos ejercicios de la iniciacin que se le van a proponer en forma de juego. Tambin se puede si es necesario, explicar la importancia de esos pequeos ejercicios preliminares en relacin con la prctica que segur:

1) Juegos del aire, de respiracin y de la vibracin de los labios (buzz).

Juegos mltiples con el aire (toser, soplar en el dedo, soplar caliente, soplar fro, lentamente, rpidamente, entrecortado, etc., inspirar lentamente, rpidamente, entrecortado, etc.)

Intentos de puesta en vibracin de los labios solos (buzz). Juegos para el mantenimiento del equilibrio entre el aire (soplar suve, soplar fuerte, soplar progresivamente menos fuerte) y la resistencia de los labios (ms o menos tensos, ms o menos mojados).

Experimentarlo hasta que el "buzz" pueda ser mantenido unos segundos o estabilizado durante toda la duracin de la respiracin.

Una de las reglas esenciales de esta pedagoga de iniciacin se sita en el concepto "hasta que". No es constructivo pasar a una fase ms compleja hasta que no se haya logrado la presente. Los problemas no haran ms que acumularse.

2) Juegos de coger el aire, del buzz a la boquilla

Ya se puede intentar que comprendan la articulacin del paso de la boca a la boquilla con el aire solo (sin buscar el buzz). Luego, cuando el buzz con los labios solos est bastante estabilizado, hay que pedir al alumno que intente cogerlo con la boquilla (ev. que cierre los ojos para concentrarse ms). Lo mejor, como deca James Stamp, es sujetar la boquilla entre el pulgar y el ndice de la mano izquierda (para los que se sirven de la mano derecha) y llevar el borde muy delicadamente a los labios en vibracin (buzz), en el lugar ideal, sin que se pare el buzz. Evitar toda la precipitacin durante esas pruebas determinantes.

Recordar siempre que esta prctica se basa en la adquisicin de una tcnica, de una sensacin y que hay que preservar "hasta que".

Esos juegos de iniciacin pueden (y si es necesario, deben) durar el tiempo que haga falta, una semana o ms, el maestro es el que tiene que controlar y ser paciente. Lo principal es explicar por qu es tan importante controlar bien esta primera etapa y hacer las demostraciones adecuadas para que el alumno sepa exactamente de qu se trata.

Nadie puede hacer lo imposible. Existen casos naturalmente de incompatibilidad (dficet del odo, problemas de denticin juvenil, etc.) en los que conviene diferir la experiencia a un perodo ulterior, o aconsejar al candidato que elija un instrumento ms apropiado, incluso un campo artstico totalmente distinto.

Primera leccin del principiante segn el trompetista Bo Nilsson

Si el alumno es muy joven, no es necesario hablar mucho. Basta con encaminar el placer de la prctica musical y hacer resaltar con conviccin los recursos del instrumento elegido... En esa fase, la mejor pedagoga es la de la imitacin.

Proponer una demostracin de unas notas tocadas con la boquilla sola en el registro medio y luego proponer una imitacin. Intercambiando sin palabras. El alumno escucha e intenta reproducir lo que ha odo.

Luego intentar hacer lo mismo con el buzz de los labios solos por secuencias muy breves.

Al principio, evitar absolutamente que el alumno se meta en el atolladero del grave. Un do grave en una trompeta en si bemol es una nota muy abierta que provoca una dilatacin de la embocadura. Una vez que se va por ese camino, el acceso a los registros ms agudos resultar difcil.

En ese momento preciso es cuando se comete el error ms frecuente con los principiantes.

El grave debe salir con la misma embocadura que para el agudo, simplemente un poco ms relajado.

 

CONTACTOS

 

Mi nombre es Daniel Rossi, soy el creador de sta pgina web y espero que en este sitio haya podido encontrar informacin til relacionada con la trompeta, su historia y aprendizaje.

Vivo en la capital de la provincia de Mendoza, en la Repblica Argentina. Nac el 28 de abril de 1972, toco la trompeta y estudio en la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza) la carrera de profesorado de msica, especialidad trompeta, estoy en quinto ao y me queda una materia para recibirme, precisamente el examen final de trompeta. Tambin dicto clases de msica en escuelas secundarias y dicto clases de trompeta en forma particular.

Si usted est interesado en aprender a ejecutar la trompeta, le ofrezco tomar clases particulares, puede contactarse conmigo a travs del correo electrnico y solicitar la informacin que usted desee.

Tambin pueden contactarse conmigo aquellas personas que estn interesadas en formar grupos de msica de cmara con trompeta, poseo un amplio y variado repertorio de obras para trompeta y piano, trompeta y rgano, trios y cuartetos de trompetas, conjuntos de metales, etc.

Profesores de msica, estudiantes de msica o simplemente msicos aficionados pueden consultarme sobre cualquier tema relacionado con la trompeta, su historia, aprendizaje, enseanza, mtodos, partituras, grabaciones, etc. Con mucho gusto les brindar los conocimientos que poseo.

 

d1972@tutopia.com

 

VOLVER ARRIBA

 

 

INTRODUCCION

LAS TROMPETAS EN LA ANTIGEDAD

LA TROMPETA NATURAL

LAS TROMPETAS EUROPEAS

EL APRENDIZAJE DE LA TROMPETA

CONTACTOS